Formación Inicial

FORMACIÓN INICIAL PARA PERSONAS ADULTAS (FIPA):

Se consideran enseñanzas básicas en Educación de Personas Adultas aquellas que preparan o dan acceso a la titulación básica española, el título de Graduado en E.S.O.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es knowledge-1052011_640.jpg

La Formación Inicial de Personas Adultas (FIPA) engloba un conjunto de ofertas educativas que abarcan desde la alfabetización hasta la adquisición de competencias que permitan el acceso a la Educación Secundaria para Personas Adultas (ESPA). Además, son pieza clave en otros procesos formativos, como el aprendizaje del español como lengua nueva o el acceso a procesos de cualificación profesional.

La FIPA consta de dos niveles:

  • NIVEL I o de iniciación: La estructura curricular se articula de modo globalizado en el Nivel I o de adquisición de las destrezas básicas de lecto-escritura y cálculo elemental .
  • NIVEL II o de consolidación: Se trabajan las destrezas y competencias básicas, con carácter interdisciplinar: Ámbito Científico-Tecnológico, Ámbito de la Comunicación y Ámbito Social.

¿A quien se dirige estas enseñanzas?

A todas aquellas personas que quieren mejorar sus destrezas de lecto-escritura y cálculo que quieren mantener una mente despierta o quieren mejorar su formación para cursar Secundaria.

La formación se adapta a las características individuales de cada persona. Al matricularse y los primeros días se realiza una valoración inicial de cada persona y se adapta la formación a sus capacidades e intereses.

Horarios: Las clases se imparten en horario de tarde.

FORMACIÓN INICIAL NIVEL I

DIRIGIDO A TODAS LAS PERSONAS QUE NECESITAN ADQUIRIR TÉCNICAS BÁSICAS DE LECTURA, ESCRITURA Y CÁLCULO

FORMACIÓN INICIAL NIVEL II

DIRIGIDO A TODAS LAS PERSONAS SIN NINGUNA TITULACIÓN QUE DESEEN ACCEDER A LA EDUCACIÓN SECUNDARIA PARA PERSONAS ADULTAS

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hands-545394_640.jpg

La Educación de Personas Adultas se basa en el concepto de  Andragogía,  que se define como «el arte y la ciencia de ayudar a los adultos a aprender».  Y resalta el hecho diferencial del aprendizaje adulto por ser éste ,el adulto, una persona orientada a la autonomía personal, con experiencia acumulada que enriquece el aprendizaje, con disposiciones para aprender vinculadas al desempeño de un rol social, con motivación centrada en factores internos más que externos y más orientada a trabajar sobre problemáticas que sobre temas.